Luxia Labs Blog

¿Qué es un Joint Venture? Y ¿Cuándo conviene tener uno?

Vamos a conocer este elemento tan importante en nuestro trabajo, conócelo y ve las oportunidades que puedes aprovechar al contar con uno:



¿Qué es?

Un Joint Venture en español su traducción literal significa conjunto y empresa. En español se conoce como empresa conjunta, y se refiere a la alianza estratégica que se produce entre dos o más organizaciones con el fin de realizar algún negocio, inversión, investigación, o simplemente lograr una sinergia entre los productos que manejan para obtener beneficios adicionales a los habituales.


La idea es aprovechar el potencial que tiene cada cual para ponerlo a trabajar en conjunto y obtener algún tipo de beneficio.


Las personas y las compañías siempre tienen un rango de acción, es decir, realizan algún tipo de actividad pero es muy difícil abarcarla de manera global. Un ejemplo sencillo es una farmacéutica, estas empresas se dedican a fabricar medicamentos, realizan grandes investigaciones para encontrar cura a las enfermedades.


Pero para que su producto llegue al consumidor final requiere de su colocación en redes de droguerías y farmacias que no son de su propiedad.


Es común ver como a veces hay determinados productos que se consiguen solo para la venta en determinados establecimientos comerciales pues bien seguramente las compañías involucradas hicieron un Joint Venture.


¿Cómo trabajan?


Los Joint Venture trabajan en equipo, las inversiones, los deberes, los bienes, en fin todo lo que se involucre se comparte a partes iguales o con las condiciones que los interesados planteen desde el principio. Ambas partes intervienen en los sistemas de control lo que brinda una mayor seguridad.


Cuando se establece una Joint Venture se hace por un lapso de tiempo establecido en donde cada organización mantiene su individualidad e independencia jurídica, pero que deciden trabajar en equipo y funcionar bajo las mismas normas y directrices.

Con el fin de realizar una operación comercial específica, en donde se reparten igualitariamente las responsabilidades, los riesgos, controles, personal, inversiones, ganancias, pérdidas, y se ven como un negocio en equipo, una inversión en grupo o una especie de colaboración o alianza empresarial.


Cada empresa mantiene su independencia y trabajan con autonomía, cada una también conserva su marca y su imagen original. Ya que la finalidad no es formar una empresa distinta, esto va más allá hacia la búsqueda de satisfacer un interés en común.

Existen en el medio empresarial muchos ejemplos de Joint Venture que son y lo han sido por muchos años de gran éxito, como por ejemplo el caso de Mc Donals y Coca- Cola, Bosch y Finish, Sony Ericsson, entre otras.


Cuándo conviene tener un Joint Venture


El hecho de tener uno o más Joint Venture proporciona un sinfín de beneficios como menciono a continuación. Quien busca un socio de este tipo persigue una relación ganar- ganar.


El mundo actual es muy competitivo, los negocios crecen de manera vertiginosa, muchas veces uno quiere incursionar en un campo nuevo pero no posee todos los recursos o conocimientos, aquí es oportuno buscarse un Joint Venture, es decir, buscar ayuda en una especie de socio.


Este tipo de asociaciones son convenientes cuando las compañías buscan complementar sus recursos con otras generalmente del mismo sector. Cada quien brinda su valioso aporte y todos son corresponsables.


Cuando queremos incursionar en un negocio pero el riesgo es muy grande, así como la cantidad de trabajo y recursos necesarios. Los objetivos son compartidos, brindan una mayor competitividad, es mucho más sencillo conseguir financiación.


Un Joint Venture facilita la apertura de muchas empresas al mercado internacional.

En la actualidad las hay de muchos tipos y van según las necesidades de quienes están involucrados, les puedo mencionar: los de alianzas estratégicas, proyectos especiales inversiones, contractual, no contractual.


Cuáles son las posibles desventajas de un Joint Venture


Generalmente requieren de una inversión muy alta, lo cual constituye un nivel de riesgo considerable.


En alguna parte del proceso y por generalmente tratarse de empresas del mismo ramo pueden surgir conflictos de intereses por cuestiones no previstas.


La distribución de los beneficios pautada al principio puede generar problemas si más adelante alguna de las partes considera que ha realizado mayor cantidad de aportes y por ende debe percibir más beneficios que su compañera.


Las condiciones de la negociación deben ser establecidas con claridad desde el inicio puesto que si a mitad del camino alguna de las partes quiere retirarse significaría una pérdida muy grande para su contraparte.


Espero que este post sea valioso para ti, y te ayude en tus próximos desarrollos inmobiliarios. ¡Éxitos!


¡Recuerda! Si tienes alguna duda sobre el mundo de la arquitectura y el desarrollo inmobiliario ¡Recuerda que estoy aquí para ello!

202 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo