Luxia Labs Blog

¿Cómo elegir tu equipo para tu desarrollo inmobiliario?


El desarrollador inmobiliario es una persona encargada de realizar todo el proceso de coordinación del conjunto de actividades necesarias para la construcción de una obra desde el principio en donde solo está el terreno o la renovación o remodelación de un inmueble.


Además también puede intervenir en las operaciones inmobiliarias de la comercialización y administración del inmueble. Un desarrollador inmobiliario debe ser una persona de gran creatividad e ideas innovadoras para que sea capaz de realizar una conversión efectiva de ideas y propuestas en un proyecto inmobiliario bien estructurado.


No hay una universidad para que aprendamos esto, pero en el camino y con la asesoría de los expertos podemos echar a andar un desarrollo inmobiliario.


En qué se basa el desarrollador inmobiliario para formar su equipo


Al momento que vayamos a conformar nuestro equipo nos debemos basar en algunas premisas que garanticen que obtendremos buenos resultados. Entre las que puedo mencionar.


Claridad en la estructura que requiere para conseguir los resultados que deseas. Debes establecer el tamaño del equipo de trabajo, por lo menos la parte gerencial no debe tener más de 10 personas, un equipo más compacto facilita la comunicación efectiva, los expertos señalan que incluir más de ese número es generar doble liderazgo.


Establecer el papel exacto de cada quien, si bien es cierto que todos deben trabajar en equipo, también lo es que forman un sistema y que cada uno de cumplir su parte para que este pueda funcionar óptimamente.


Cada cual debe cubrir sus tareas. Hay una generalización de roles que el desarrollador debe tener en cuenta cuando conforme su equipo de trabajo como lo son: un líder, un creativo, un investigador, uno que evalúe, un gestionador y por último un impulsor.


Saber elegir los expertos


Tienes que elegir a personas cualificadas, a los mejores, porque es un trabajo que no admite errores.


Otra premisa se suma importancia que debe tener muy clara el desarrollador es el proceso de selección. Esta es la más primordial de todas las consideraciones, el proceso de valoración de los candidatos que van a ocupar los cargos.


Se debe considerar el nivel de experiencia, la preparación, las referencias pero también su empatía. Cada profesional seleccionado va a formar parte de un equipo que debe llevarse bien, de forma armónica, de lo contrario los inconvenientes llegarán.


La última premisa que es importante se refiere a las dinámicas del equipo. Es decir, las relaciones entre los integrantes, como por ejemplo una muy sencilla pero vital la dinámica del canal de información.


Si este presenta problemas en el flujo de las comunicaciones entonces habrá inconvenientes en la evolución de las actividades. También establecer las jerarquías. Si se respetan estas premisas básicas los resultados se verán reflejados en la obra.


Cuáles son los actores principales que deben integrar el equipo de un desarrollo inmobiliario



Tú eres el líder, el rey de la comarca que diriges toda la orquesta y esperan dar un concierto que reviente la tribuna.


Eres la figura más importante dentro del proyecto te encargas de coordinar a todos los que forman parte del equipo. Parte del trabajo del desarrollador es conformar el grupo de profesionales que van a trabajar para hacer posible que se realice la obra.


Dicho equipo debe tener arquitectos, inversionistas, bróckers, abogados, banqueros, gerentes de obra, entre otros. La cantidad de personal contratado e involucrado está condicionada a la magnitud de la obra a realizar. Mientras más grande más serán los involucrados.


La integración de los equipos en un desarrollo inmobiliario debe ser bajo criterios claros, todo ello buscando la eficiencia en la ejecución de la planificación. Cada cual cumplir con su parte.


Aparte del propio desarrollador, ya definido anteriormente debes buscar a los siguientes integrantes teniendo en cuenta el rol de cada uno:


Los inversionistas. Serán quienes aporten el capital, los recursos económicos que se necesitan para realizar la obra. Estos juegan un rol pasivo y se enfocan en atender la rentabilidad de sus recursos.


Los corredores inmobiliarios o brokers: quienes se van a encargan de comercializar el inmueble. Son los intermediarios entre los compradores y vendedores o arrendador y arrendatario en caso de que la edificación este destinada al alquiler y no a la venta de los locales o viviendas. Encargándose de todo el proceso administrativo que ello implica. Son conocedores expertos del mercado inmobiliario.


La constructora. Junto con las otras contratistas, quienes serán los encargados de ejecutar y hacer efectivo el proyecto en sí.


En resumen, tienes que armar un equipo que siempre vele por los intereses del proyecto, ver cada miembro del proyecto como una pieza clave para el éxito del mismo.



Espero que este post sea valioso para ti, y te ayude en tus próximos desarrollos inmobiliarios. ¡Éxitos!


¡Recuerda! Si tienes alguna duda sobre el mundo de la arquitectura y el desarrollo inmobiliario ¡Recuerda que estoy aquí para ello!

179 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo